4. La competitividad requiere pasión, rumbo y método como lo demuestran los empresarios turísticos en El Salvador

«Recuerdo que al finalizar la guerra, sólo había ocho hoteles en la capital San Salvador y por eso decidí cambiar de giro de la contrucción e iniciar mi propia cadena de hoteles. Hoy hay cerca  de 100 hoteles y  es tiempo de hacer cambios importantes en mis hoteles para responder a los turistas que ahora visitan nuestro país y lo vamos a hacer con el mismo entusiasmo con el que siempre iniciamos nuestros proyectos. Siempre hemos estado a la vanguardia y con esta evaluación que nos marca el rumbo que debemos tomar vamos a ser nuevamente un referente en el país».

El Salvador ha tenido grandes transformaciones durante los últimos 25 años a los que se refiere la empresaria en su relato. Uno de los más sobresalientes es la creciente participación del turismo en la economía del país, también es un cambio importante la aspiración  que comparten tanto del sector privado como el gubernamentaly de lograr que se incrementa la contribución económica del turismo y ello requiere de que la oferta turistica sea actractiva y a la vez que la industria turística sea competitva.  El entuiasmo al que se refiere la empresaria  no se limita a su propia empresa, sino que se observa en muchas empresas turísticas a lo largo del país. Al igual que ella, cientos de empresarios decidieron incursionar en el sector turístico sin tener más elementos que su pasión y una corazonada de que los servicios turísicos son una buena oportunidad de negocios. Esta pasión del empresariado turístico salvadoreño les llevó a construir una oferta turística incipiente pero pujante y cada vez más atractiva.

La gestión de la caldad de los servicios turísticos en El Salvador

Desde el 2017, un equipo de profesionales de Biosfera Desarrollos colabora con el Ministerio y con el sector privado para promover la excelencia de los servicios que prestan las empresas turísticas de El Salvador, a través del establecimiento de la categorización, que les permita promoverse como una oferta turística de calidad.  Para ello, hemos conducido un análisis internacional de los modelos de categorización y diseñado, de manera participativa, un modelo que incorpora las mejores prácticas internacionales de evaluación de la calidad de los servicios turísticos y los adapta al contexto de El Salvador. También hemos aplicado este modelo a poco más de 170 establecimientos turísticos que ofrecen servicios de alojamiento, alimentación, transporte terrestre y operadores turísticos.

El modelo creado en El Salvador, permite evaluar de manera transparente las condiciones de calidad en sus servicios y con ello, ayudar a comunicar al mercado la riqueza, diversidad y complementariedad de la oferta turística salvadoreña. Para los empresarios, la categorización les permite tener claras la áreas de mejora de sus establecimientos. Para la industria turística en general, la categorizacón permite también observar el dinamismo con el que el sector se transforma. Tan sólo en unos meses, hoteles que tendrían 2.5 estrellas, se han transformado y con ello han llegado a ser 3 estrellas e incluso algunos 3.5 estrellas, otros han definido la vocación de sus servicios y han pasado de ser Bed and Breakfast hacia hoteles de negocios, y este elección aún a costa de reducir su categoría.  Otras más tomaron las listas de recomendaciones que resultan de sus evaluaciones y en tan solo unas semanas han atendido la mitad o más de estas recomendaciones.

«Cuando ingresas al sector turismo, aprendes que el único camino que tienes es cambiar para ser mejor y por eso vas a ver que todos los empresarios van a hacer  cambios en sus establecimientos, eso es algo muy natural, es nuestra pasión. Ahora, lo imporante es que tenemos unos criterios que nos indican donde debemos cambiar, y con ello, vamos a poder ser mucho mejores».

En Biosfera Desarrollos estamos convencidos de que así será, que la pasión de los empresarios turísticos es una energía transformadora y cuando a esta energía le sumas rumbo y método, se crea competitividad, que es el ingrediente necesario para fortalecer a una industria y que esta indsuctria transforme la economía y la realidad de un país. En este caso, el rumbo es definido por los criterios de calidad y sustentabilidad con los que se categorizan los servicios turísticos y el método es la mejora continua de los estableciminetos turísticos a partir de las recomendaciones de las evaluaciones. Los años van a mostrar el impacto final de esta poderoza combinación de pasión, rumbo y método.